alimmenta intolerancia a la fructosa

Intolerancia a la Fructosa

 

Si padeces de Intolerancia o de mala absorción a la Fructosa o al Sorbitol, en esta web encontrarás respuestas a todas tus dudas: síntomas, diagnóstico, pruebas o tests, ejemplos de menús, etc.

 

Consulta las preguntas de otros usuario o realiza las tuyas para que sean respondidas por dietistas-nutricionistas especializados en intolerancias.

 

 

Enviar preguntaTodas las preguntas

¿Qué es la Intolerancia a la Fructosa?

Para saber qué es la Intolerancia a la Fructosa primero nos tenemos que preguntar ¿Qué es la fructosa y cómo se metaboliza en nuestro organismo?

¿Qué alimentos puedo y no puedo consumir?

Si has sido diagnosticado recientemente de intolerancia a la fructosa, consulta el siguiente listado con los alimentos que puedes y que no puedes consumir.

Envíanos tus preguntas

¿Tienes una duda? Consulta las cuestiones de otros pacientes o envíanos tus preguntas y un dietista-nutricionista de Alimmenta te responderá.

Mala absorción e intolerancia a la fructosa y al sorbitol

En el siguiente vídeo, Juana Mª González, Directora Técnica de Alimmenta, te cuenta en qué consiste la mala absorción y la intolerancia a la fructosa y cómo puedes adaptar tu alimentación para mejorar tu calidad de vida.

Preguntas frecuentes

 

¿Qué es la fructosa?
Las frutas y verduras contienen fructosa, el cual es un monosacárido que se ingiere principalmente como sacarosa. La sacarosa está formada por glucosa y fructosa y es comúnmente conocida como azúcar común. Este debe ser absorbido por las células epiteliales y luego metabolizado por nuestro organismo para poder ser utilizado. Entonces, la Intolerancia a la Fructosa se da cuando hay un problema en la absorción o metabolización de dicho azúcar.
¿Es lo mismo la Intolerancia Hereditaria a la Fructosa que la Malabsorción de la Fructosa?

La Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF) y la Malabsorción de la Fructosa son dos casos muy distintos, y para poder saber qué tratamiento alimentario seguir es necesario conocer sus diferencias.

La IHF es un error innato del metabolismo de la fructosa. Ocurre a nivel genético y es del tipo autosómico recesivo. Se le considera una enfermedad rara pues se da en 1 de cada 20.000 personas. Lo que sucede en quienes padecen de IHF es que, al ingerir fructosa, esta es absorbida por las células intestinales pero el organismo es incapaz de metabolizarla correctamente. Como consecuencia, se acumula en el organismo un producto intermedio del metabolismo de la fructosa el cual es tóxico para el organismo. Los síntomas que se suelen presentar son: náuseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática e hipoglucemia. Por tanto, la IHF es una situación que suele diagnosticarse a muy temprana edad y es irreversible. Para su diagnóstico, se realizan test bioquímicos y test genéticos.

En cambio, la Malabsorción de la Fructosa es una situación mucho más común que puede afectar a más de un 30% de la población. Lo que sucede aquí es que las células epiteliales no tienen la capacidad de absorber la fructosa correctamente, puede ser parcial o total. Esto genera síntomas gastrointestinales como: diarreas, dolor abdominal, nauseas o gases. La Malabsorción de la Fructosa puede ser reversible o irreversible y se diagnostica mediante un test de hidrógeno espirado.

En conclusión, el tratamiento dietético de cada una debe ser diferente. Depende de la patología que se padezca y teniendo en cuenta que la gravedad de sus consecuencias es distinta.

¿Qué debo comer si padezco Intolerancia Hereditaria a la Fructosa?

Quienes padecen de IHF deben seguir una dieta estricta sin fructosa, su ingesta no debe ser mayor a 1-2g de fructosa al día ya sea en forma de fructosa, sacarosa o sorbitol (edulcorante que metabolizado puede generar fructosa). Es importante leer el etiquetado de los alimentos procesados para conocer su composición y así evitar el consumo de fructosa.

Este tipo de dieta deber ser suplementado con Vitamina C y Ácido Fólico, ya que la ingesta por la dieta es deficiente.

¿Cómo varía la dieta en la Malabsorción de la Fructosa?

Si padeces de Malabsorción de la Fructosa, la dieta debe ser restringida en fructosa. El grado de restricción variará de pendiendo de la severidad de la malabsorción.

Si la malabsorción es total, la dieta es igual a la de quienes padecen IHF, es decir, persona no podría ingerir ningún alimento que contenga fructosa o sacarosa. Pero, si la malabsorción es parcial, entonces es posible consumir ciertos alimentos con bajo contenido en fructosa e inclusive, una cantidad moderada de alimentos con un elevado contenido en fructosa.

Cualquiera que sea tu caso, te recomendamos contactar con un dietista-nutricionista que te pueda asesorar en tu alimentación, para que teniendo en cuenta las restricciones, se logre una dieta variada y agradable. Según en grado de restricción se deberá valorar una suplementación.

¿Cómo afecta a la salud?

La Intolerancia a la Fructosa puede manifestarse como una Malabsorción de la Fructosa. Hasta que no se maneje una dieta adecuada, la Malabsorción a la Fructosa se manifestará mediante problemas gastrointestinales como: diarrea, gases y distensión abdominal. Esto causará que las vellosidades intestinales, que se encargan de la absorción de los nutrientes, se vean afectadas y así disminuyen su funcionalidad. Como consecuencia, no solo no se absorberá la Fructosa, sino también otros nutrientes. Así se genera un estado de déficit nutricional el cual puede causar una malnutrición la cual se ve reflejada en el adelgazamiento y cansancio.

La dieta indicada para la Intolerancia a la Fructosa es libre de Fructosa, Sacarosa y Sorbitol, por lo que se caracteriza por ser carente en Vitamina C, por lo que debe suplementarse. También se recomienda la suplementación con ácido fólico, puesto que estimula la actividad de las enzimas glicolíticas, y entre ellas, la fructosa-1- fosfato-aldolasa, lo que permitirá consumir una ligera cantidad extra de Fructosa sin padecer las consecuencias.

¿También puede verse afectada la salud del intestino?

Al no seguir las indicaciones nutricionales, el intestino se verá en un estado de inflamación constante, lo que conllevaría a una descamación de las células del intestino. De esta manera, las células intestinales pierden su capacidad de absorción y se puede llegar a desarrollar Malabsorciones Secundarias, tanto a los carbohidratos como a las grasas.

¿Qué frutas y verduras son las más difíciles de digerir y no debería consumir nunca? ¿Qué frutas contienen más fructosa?

Las frutas con mayor contenido de Fructosa, y que por ende su consumo debe ser limitado, son: el albaricoque seco, los caquis, las cerezas, las guindas, la ciruela, las pasa, la chirimoya, los dátiles, los higos secos, las brevas, la manzana, la pera, la ciruela y la uva.

Las verduras en general, tienen un menor contenido de Fructosa que las frutas, sin embargo, con las que se debe tener mayor cuidado son: el apio, el brócoli, la calabaza, las cebollas, las coles, el repollo, la coliflor, la escarola, la zanahoria, los espárragos, los puerros y el tomate. Puedes visitar este link para encontrar una tabla con el contenido de Fructosa por alimento.

Un factor importante a tomar en cuenta, es el tiempo de maduración, ya que cuanto más madura sea la fruta, mayor será su contenido de Fructosa.

¿El consumo de probióticos es bueno para mi saluda intestinal?

Definitivamente. Los probióticos son el alimento para las bacterias intestinales, quienes además de tener una función protectora ante agente extraños, también ayudan a la digestión de diferentes nutrientes.

Las fuentes más ricas en probióticos son alimentos fermentados, tales como: el yogurt y el kéfir. Las cepas más frecuentes son: lactobacillus, bifidobacterium, streptococcus thermophilus y streptococcus lactis. También los encuentras como suplementos dietéticos, pero estos deben ser tomados bajo supervisión de un especialista.

Sobre Alimmenta

Somos una Clínica de Nutrición ubicada en Barcelona con mucha experiencia en dietoterapia. A lo largo de estos últimos años hemos tratado muchos casos de intolerancias a la fructosa y al sorbitol, mejorando la calidad de vida de los pacientes.
Ante la falta de información fidedigna a la que se enfrentan los pacientes, hemos creado esta web donde cualquier persona pueda obtener toda la información.
Si quieres enviarnos alguna cuestión, puedes hacerlo desde este formulario.

Contacta con nosotros

Alimmenta, Clínica de Nutrición

Clínica de nutrición Alimmenta Vía Augusta 29, 1º 08006 Barcelona
Sorteo Mensual

50€ en productos de tuecobox.com para intolerantes a la fructosa

¡Sólo por realizar una pregunta!
ENVÍA TU PREGUNTA
* Cada mes sorteamos un pedido de 50€ en tuecobox.com de productos para intolerantes a la fructosa entre las personas que han enviado una pregunta durante el mes en curso
Recibe en tu correo información útil sobre Intolerancia a la Fructosa
Suscribirse

Síguenos en redes

Mantente al tanto de todas las novedades